“ESCRITOR ANÓNIMO”

En la soledad que acompaña a todos aquellos que escribimos, permanece el escritor anónimo. Sus pensamientos e ideas se transformarán en palabras escritas gracias a la vieja pluma que no lo abandona. Allí estuve un rato con él, escuchando su silencio, interrumpido por las risas de los niños que a pocos metros jugaban.